Técnica básica de remo

 

En el remo para obtener el máximo rendimiento es necesario lograr un desarrollo completo de las capacidades fisiológicas del remero de una manera económica y eficaz. Eso se consigue con una técnica correcta.

 

Toda la técnica tiene que cumplir unos compromisos y objetivos para que esta resulte rentable y adecuada. La técnica debe permitir el máximo rendimiento de la persona (condiciones físicas y sus aptitudes intelectuales); utilizar una serie de movimientos técnicos para que el remero busque su máxima eficacia; conseguir la velocidad más alta posible de la embarcación para realizar la distancia en el menor tiempo posible.

 

Teniendo en cuenta todo esto, podemos decir que el remo es un deporte con un grado de exigencia muy alto.

 

Ciclo completo de la palada y sus fases

A pesar que el remo de banco fijo sea un deporte muy exigente no quiere decir que no sea natural. Todo lo contrario, los movimientos que se realizan en la remada tienen que cumplirse de forma natural. Todo el movimiento debe de ser natural y fácil, permitiendo el control del remo, del equilibrio y de la dirección de la embarcación, además de un desempeño progresivo y fluido de la combinación del esfuerzo y la recuperación, es decir, de la contracción y la relajación.


La boga o ciclo de la palada es generado por un movimiento alternativo del remero, entre la paso del remo por el agua y el recogimiento del remo a la posición inicial. Teniendo en cuenta esto, podemos diferenciar cuatro fases:


Preparación


  técnica

Al término de la última palada, el remero debe de prepararse para la próxima.
Se trata de alejar el remo del pecho y reincorporarse rápidamente para dar la siguiente palada.

 

 

Ataque
técnica

El remo entra en el agua.

Se trata de conseguir que la embarcación no pierda velocidad, por lo que el movimiento debe de ser muy rápido, para evitar que el remo pueda actuar como freno.

 

 

Pasada
técnica

 
Recorrido del remo dentro del agua. 
La fuerza se imprime en un primer momento con la espalda, continuando con los brazos una vez que el remero está tumbado.
La pala no debe nunca salir a superficie ni ir demasiado profunda. El recorrido debe de ser a ras de superficie, sin altibajos, para evitar el balanceo de la embarcación.

 

 

Salida
técnica

 
El remo sale del agua. 
El movimiento debe de ser muy rápido, enérgico y limpio, evitando así perder la fuerza y velocidad conseguidas en la pasada.
La salida se produce inmediatamente después del último impulso realizado con los brazos en la fase anterior.

 

 

Repaleo
técnica

Entre la pasada y la salida existe un pequeño pero muy importante movimiento para la consecución de una remada natural, este movimiento se llama repaleo.

 

 

Ciclo de la palada:

 

        técnica
 

 

 

 Escuela de remo

 


© Itsasoko Ama 2007. Puerto Pesquero s/n (48980) Santurtzi - Teléfono: 944 836 353 · Fax: 944 836 353 · info@itsasokoama.net